¡Para Lucir Radiante!

5 Trucos para Fingir una Piel Radiante

Todos conocemos esta frase… ¡finge hasta que lo logres! ¡Esto es muy cierto cuando se trata de una piel radiante! Si no has podido seguir al pie de la letra tu rutina del cuidado de la piel...o si el trabajo y la familia exigen mucho de tu tiempo, llegó el momento de fingir tu resplandor. Aquí te damos algunos trucos creativos para que todo el mundo piense que todas las noches duermes 8 horas, ¡y hasta que que acabas de regresar de unas vacaciones tropicales!
 
Exfolia la piel marchita y cansada
El primer paso para una piel radiante es desprender la capa superior de células muertas en la piel que pueden hacer que tu cutis se vea marchito. Empieza con un exfoliante suave (busca uno con microesferas en lugar de uno con nueces y semillas molidas que puede resultar muy abrasivo para la piel). Después de la exfoliación, usa tus dedos para darle a tu rostro un masaje estimulante con ligeros golpecitos, empezando por la frente y hacia el cuello. Notarás que la sangre empieza a fluir dándole al tu piel color y un aspecto saludable. Una ventaja más, es que se siente rico. 

Humecta y sella la humedad
Una piel radiante significa una piel hidratada y nutrida. Empieza con unas cuantas gotas de suero hidratante; en una piel exfoliada éste se absorberá mejor. Enseguida aplica un humectante con FPS; busca uno que esté tonificado con antioxidantes como vitamina E o vitamina C, para una mayor protección contra el medio ambiente.
 
Deja que tu piel respire
Tal vez tengas la tentación de cubrir tu piel con una base pesada, en realidad, este es el momento de usar productos de cobertura ligera para perfeccionar tu piel. Prueba un humectante con color o cc crème para emparejar tu tez, seguido de un corrector cremoso bajo los ojos y en cualquier otra área que pudiera necesitar más atención.
 
Mejillas radiantes
Crea un color falso usando un rubor en crema o bronceador. La forma más fácil de aplicarlo es sonreír y con los dedos aplicar el color en los pómulos. Nuevamente, el uso de una fórmula en crema mantendrá un aspecto radiante sin resecar la piel.  
 
Ojos brillantes
Por último, no te olvides de tus ojos; unos ojos brillantes pueden parecer que están brillando desde adentro hacia afuera. Aplica iluminador a los párpados e incluso en las esquinas interiores de los ojos para abrir tu ojos e iluminar todo el rostro.
 

¡AGRANDA TUS OJOS SUTILMENTE!

Una guía paso a paso para el delineado invisible.

“Tightlining” o delineado invisible es una técnica que vuelve estar de moda, y significa que para lucir unos ojos más grandes, brillantes y más definidos sólo necesitas una raya. El truco está en saberla hacer para sacarle el mayor provecho a tu mirada. Pero no te preocupes si no sabes cómo hacerla... ¡este tutorial te enseñará cómo!
 
¿Qué es ‘tightlining’ o delineado invisible?
A menudo lo confunden con la técnica de delineado alrededor de los ojos sobre la línea de agua. El delineado invisible consiste en rellenar el espacio que hay entre las pestañas, delineando el ojo por la zona interna del párpado, en lugar de hacerlo por encima. Esta es una técnica probada que agrega profundidad a los ojos, creando la ilusión de que las pestañas empiezan más atrás. También le da volumen a las pestañas, sin tener que usar un rímel. El efecto del delineado invisible es misterioso y natural. En otras palabras, los ojos resaltan pero das la impresión de no estar maquillada. Usa esta técnica como la base, y si deseas un resultado más dramático e impactante, usa además un delineador y/o rímel. 
 
¿Cómo se hace?
Primero, elige un buen delineador, uno con el que te sientas cómoda. Hay quienes les gusta usar en gel y otras personas prefieren los líquidos. Muy pocas lo hace con un lápiz para ojos (como los que se afilan con un sacapuntas), y otras insisten en usar un lápiz de punta retráctil que se desliza suavemente y facilita la tarea.
 
Después, ya sea que uses uno en gel o líquido, necesitarás el utensilio correcto para aplicarlo. Un pincel delgado angular para delinear es el indicado para un gel, y para los líquidos puedes utilizar un aplicador rígido con punta de fieltro, ya que una brocha regular se colapsará con la presión.
 
Ahora llegó el momento de la aplicación. Con tu dedo índice levanta el párpado superior del ojo, jalándolo por abajo de la ceja. Así tu párpado superior quedará más accesible. Después, empezando por el extremo del ojo y hacia el puente de la nariz, presiona el delineador en el párpado justo abajo del nacimiento de las pestañas superiores – pero no sobre la línea de agua (la línea rosada que se encuentra dentro del párpado). Continúa hasta casi llegar al extremo interior del ojo.

No llegues hasta el extremo, de lo contrario tus ojos se verán más pequeños – todo lo contrario del efecto que deseamos lograr. 

Finalmente con un cotonete elimina cualquier rastro de delineador que haya caído sobre tus pestañas o en la línea de agua.

¡Disfruta los resultados!
 

Baños de Belleza

Tips para un Baño de Spa en Casa

No hay nada más profundamente satisfactorio que un baño de tina para relajar el cuerpo y la mente. Un baño caliente es tan curativo y renovador que los spas de todo el mundo ofrecen sus propias versiones de ultra-cuidado del cuerpo. Desde la preparación de un entorno que realmente te aleje de todo, hasta el momento de sumergirte en el agua con la temperatura correcta, he aquí cómo los profesionales convierten un baño en casa común y corriente en un lujoso baño de spa.

Preparación

Reúne todo lo necesario antes de abrir la llave del agua, así no tendrás que salir de la tina medio enjabonada, ni salir después en busca de tu bata de baño. Coloca velas, flores, música, una bebida hidratante, productos de baño y lociones y aceites para baño. Ajusta la intensidad de la luz, apaga el teléfono y cuelga en la puerta el letrero de “No Molestar”.
 
Llena la Tina

La temperatura ideal del agua no debe ser tan caliente como tú crees. Los expertos sugieren que sea de unos cómodos 92 a 100 grados. Resulta que sumergir el dedo gordo del pie en la bañera para probar el agua no es tan eficiente como el uso de la parte interior de la muñeca. Para conseguir el efecto total del baño, deberás permanecer en la tina por lo menos de 15 a 20 minutos. Después de eso todo depende de ti y de tu piel. Si tu piel es seca o se empieza a arrugar como una pasa, tú decides si deseas salir del baño antes.

Si la tina es pequeña, coloca toallas mojadas sobre las rodillas o pies que no se alcanzan a cubrir con agua, y deja que el calor y las burbujas hagan su trabajo más efectivamente.

Relájate Totalmente

No es raro que te sientas un poco inquieta después de entrar en la tina. Una pequeña toalla rociada con aceite esencial relajante de lavanda colocada detrás del cuello te ayudará a relajarte. Estiramientos suaves, música, respiraciones profundas, cerrar los ojos, y hasta el patito de hule de tu hijo, también te ayudarán a relajarte totalmente.

Si el clima es cálido, o te sientes incómoda en agua caliente, coloca una toalla facial en un recipiente con agua helada y refréscate la frente si es necesario, y continúa con tu relajante baño de tina.
 
Para Lucir Radiante

No te seques por completo cuando salgas del baño. La piel húmeda absorbe mejor la humedad. Y, si te puedes dar el lujo de gozar de tiempo extra, ponte una bata tibia y acogedora y descansa en un sillón antes de continuar con tu día o noche.

 

Transforma tu Cutis

5 Ingredientes para Incluir en tu Batido que Harán que tu Piel Luzca Radiante

¿Quieres transformar tu cutis y obtener un brillo radiante que todo el mundo envidiará? Comienza desde el interior.
 
La clave para proteger — incluso revertir — el daño causado por el exceso de sol, el cigarrillo o una alimentación poco saludable, son muchos antioxidantes, una sustancia que protege tu cuerpo del daño a nivel celular y que se encuentra en abundancia en muchas frutas, nueces y verduras. 
 
Las vitaminas A, C y E son antioxidantes, así como lo son muchos fitoquímicos, compuestos que se encuentran de forma natural en las plantas.
 
Una de las maneras más fáciles y agradables de obtener nutrientes que mejoran tu belleza, es empezar el día con un batido de desayuno saludable. Los ingredientes principales deben ser:
 
Antocianinas. Un fitoquímico que es un poderoso antioxidante. Las antocianinas le dan a los frutos esos colores rojos o morados. Las mejores fuentes son: arándanos, moras, cerezas y frambuesas.
 
Carotenoides. Los carotenoides producen un color rojo, amarillo o naranja en frutas y verduras. Este fitoquímico aumenta la producción de colágeno, la fibra de proteína que mantiene la piel del rostro firme y con un aspecto juvenil. A medida que envejecemos, el colágeno no se repone tan rápido y la piel pierde su firmeza. Las mejores fuentes son: zanahorias, guayabas, limones, limas, tomates y sandía.
 
Vitamina C. Esta importante vitamina es un potente antioxidante y trabaja en conjunto con los carotenoides para ayudar a mantener el colágeno saludable. Las mejores fuentes son: melón, col rizada, kiwis, naranjas, papayas, fresas y pimientos rojos.
 
Vitamina E. Trabaja desde el interior para proteger las capas superiores de la piel contra el daño solar; la vitamina E es importante para la prevención de arrugas. Las mejores fuentes son: almendras, aguacates, semillas de girasol.
 
Selenio. Se consume en conjunto con la vitamina E. El selenio mejora la elasticidad y la textura de la piel. Este mineral es abundante en algunos pescados y granos, pero para los batidos, lo mejor son las nueces de Brasil. 
 
Para preparar rápidamente un batido que mejore tu belleza, coloca una taza de cualquier combinación de las frutas, zumos (limón, lima), verduras y frutos secos mencionados anteriormente en una licuadora con un puñado de cubitos de hielo. (O, para hacer una mezcla cremosa y rica, reemplaza el hielo con trozos de plátano congelado. Los plátanos son una fuente inagotable de nutrición, y contienen potasio, vitamina B6, fibra y pectina.)
 
Vierte aproximadamente media taza de leche baja en grasa o un sustituto como leche de almendra, coco o leche de soja y mezcla hasta que esté libre de grumos. También puedes utilizar yogur o kefir, si lo prefieres.
 
Para darle a tu batido más fuerza para poder aguantar desde el desayuno hasta el almuerzo sin tener hambre, puedes agregarle una cucharada de mantequilla de maní o una cucharada de polvo de proteína de suero. También puedes agregarle especias como canela, jengibre, nuez moscada y extracto de vainilla para crear nuevos sabores. Si tu batido está demasiado ácido, agrégale un par de cucharaditas de miel.
 
Advertencia: Algunos de estos ingredientes son altos en calorías, tales como el aguacate, miel, frutos secos y semillas, así que fíjate qué cantidades vas a añadir. Tres o cuatro nueces de Brasil o siete u ocho almendras son suficientes para obtener el beneficio nutricional, sin incrementar el consumo de calorías.

 
Mostrando los resultados 9-12 (de 12)
 |<  <  1 - 2 - 3 >  >|