TENDENCIAS

Transforma tu Cutis

5 Ingredientes para Incluir en tu Batido que Harán que tu Piel Luzca Radiante

¿Quieres transformar tu cutis y obtener un brillo radiante que todo el mundo envidiará? Comienza desde el interior.
 
La clave para proteger — incluso revertir — el daño causado por el exceso de sol, el cigarrillo o una alimentación poco saludable, son muchos antioxidantes, una sustancia que protege tu cuerpo del daño a nivel celular y que se encuentra en abundancia en muchas frutas, nueces y verduras. 
 
Las vitaminas A, C y E son antioxidantes, así como lo son muchos fitoquímicos, compuestos que se encuentran de forma natural en las plantas.
 
Una de las maneras más fáciles y agradables de obtener nutrientes que mejoran tu belleza, es empezar el día con un batido de desayuno saludable. Los ingredientes principales deben ser:
 
Antocianinas. Un fitoquímico que es un poderoso antioxidante. Las antocianinas le dan a los frutos esos colores rojos o morados. Las mejores fuentes son: arándanos, moras, cerezas y frambuesas.
 
Carotenoides. Los carotenoides producen un color rojo, amarillo o naranja en frutas y verduras. Este fitoquímico aumenta la producción de colágeno, la fibra de proteína que mantiene la piel del rostro firme y con un aspecto juvenil. A medida que envejecemos, el colágeno no se repone tan rápido y la piel pierde su firmeza. Las mejores fuentes son: zanahorias, guayabas, limones, limas, tomates y sandía.
 
Vitamina C. Esta importante vitamina es un potente antioxidante y trabaja en conjunto con los carotenoides para ayudar a mantener el colágeno saludable. Las mejores fuentes son: melón, col rizada, kiwis, naranjas, papayas, fresas y pimientos rojos.
 
Vitamina E. Trabaja desde el interior para proteger las capas superiores de la piel contra el daño solar; la vitamina E es importante para la prevención de arrugas. Las mejores fuentes son: almendras, aguacates, semillas de girasol.
 
Selenio. Se consume en conjunto con la vitamina E. El selenio mejora la elasticidad y la textura de la piel. Este mineral es abundante en algunos pescados y granos, pero para los batidos, lo mejor son las nueces de Brasil. 
 
Para preparar rápidamente un batido que mejore tu belleza, coloca una taza de cualquier combinación de las frutas, zumos (limón, lima), verduras y frutos secos mencionados anteriormente en una licuadora con un puñado de cubitos de hielo. (O, para hacer una mezcla cremosa y rica, reemplaza el hielo con trozos de plátano congelado. Los plátanos son una fuente inagotable de nutrición, y contienen potasio, vitamina B6, fibra y pectina.)
 
Vierte aproximadamente media taza de leche baja en grasa o un sustituto como leche de almendra, coco o leche de soja y mezcla hasta que esté libre de grumos. También puedes utilizar yogur o kefir, si lo prefieres.
 
Para darle a tu batido más fuerza para poder aguantar desde el desayuno hasta el almuerzo sin tener hambre, puedes agregarle una cucharada de mantequilla de maní o una cucharada de polvo de proteína de suero. También puedes agregarle especias como canela, jengibre, nuez moscada y extracto de vainilla para crear nuevos sabores. Si tu batido está demasiado ácido, agrégale un par de cucharaditas de miel.
 
Advertencia: Algunos de estos ingredientes son altos en calorías, tales como el aguacate, miel, frutos secos y semillas, así que fíjate qué cantidades vas a añadir. Tres o cuatro nueces de Brasil o siete u ocho almendras son suficientes para obtener el beneficio nutricional, sin incrementar el consumo de calorías.

 

Rompe con los Malos Hábitos de Maquillaje

Todas las mujeres tienen sus rutinas estándares de maquillaje; y a veces tomamos algunos atajos que nos pueden hacer más daño que bien. Aquí están algunos hábitos de maquillaje que podemos eliminar antes de que sea demasiado tarde:

No te deshaces del maquillaje viejo

Sé honesta… ¿tienes maquillaje en tu cajón de hace 10 años? Labiales que apenas has usado, pero juras que volverás a usarlos “algún día”? ¿Qué tal esas sombras, rubores o bases? Si la respuesta es sí, (¡como la mayoría de nosotras vamos a decir!), entonces es tiempo de tirarlas. El maquillaje tiene fecha de caducidad; como regla general, las máscaras para pestañas de 3 a 6 meses y el resto del maquillaje aproximadamente 2 años. El problema con el maquillaje viejo es que puede contener bacteria dañina para la piel o las fórmulas pueden descomponerse. Así que si no lo has usado en los últimos 6 meses, llegó el momento de decirles adiós.

No lavas tus brochas

Este es probablemente el peor de los hábitos. No sólo las brochas sucias contienen bacteria que puede ser una de las causas del acné y otras irritaciones, sino que el maquillaje no se aplica tan bien. Además, si has tenido algún tipo de infección en la piel, es importante que te deshagas de las brochas de maquillaje y compres nuevas. Una buena opción es utilizar esponjas desechables de maquillaje o toallitas para limpiar fácilmente las brochas o pinceles; realmente no hay excusa para no usar un aplicador limpio en todo momento. Esto es muy importante con las infecciones de los ojos; deshaste de tu máscara para pestañas para que no vuelvas a infectarlos.

Aplicas maquillaje a la piel seca

Aplicar el maquillaje es como pintar una barda; antes de pintar la barda la limpias, la lijas y la preparas para que la pintura se pueda aplicar sobre una superficie lisa. El mismo concepto se usa para el maquillaje. Si éste se aplica a una piel seca, escamosa y sin preparación, el maquillaje lucirá disparejo y áspero. Así que antes de aplicar el maquillaje, procura no saltarle el paso de la humectación y preparación; te sorprenderás de lo bien que lucirá tu maquillaje (¡y lo que dura!).
 
Tu maquillaje se ha convertido en una rutina

Si volvemos a la mala costumbre de guardar maquillaje viejo, ¡puede ser que vayamos a usar los mismos tonos y tendencias de hace 20 años! Si no has cambiado tus colores o incluso tipos de maquillaje en más de 5 años, tal vez sea el momento de hacerlo. La tecnología del maquillaje ha cambiado tanto que las nuevas fórmulas realmente pueden ayudar a nuestra piel a verse más joven y hermosa, especialmente las bases y correctores. Las nuevas fórmulas de los labiales hidratan nuestros labios mejor que nunca, y los pigmentos de las sombras para ojos son tan vibrantes que duran todo el día. ¡Así que es hora de romper los lazos con tu maquillaje viejo y probar algo nuevo!

 

4 Antiguas Prácticas de Belleza que Deberías Probar

Y que Realmente Funcionan

Si todas las leyendas fueran ciertas, Cleopatra debió haber gobernado el antiguo Egipto desde su bañera. Varios reportes dicen que ella mejoraba su reconocida belleza bañándose en leche y pétalos de rosas, vino rojo, o en una mezcla de aceite de oliva, leche y miel. Sorprendentemente, la ciencia moderna sugiere que ella sabía algo. Aquí te damos cuatro rituales antiguos de belleza que todavía vale la pena llevar a cabo.
 
La rutina de un baño diario. Los antiguos romanos, elevaban sus baños diarios a un régimen sofisticado. Los baños públicos comunales de Roma eran una combinación de gimnasio, spa y club social donde las personas pasaban tiempo socializando mientras se cambiaban de zonas frías a calientes, y de calientes a frías, a menudo seguidas de un masaje. ¿Cuál es la lección para nosotros hoy? Relajarse y eliminar el estrés durante las rutinas de limpieza. Incluso si ya no es tan fácil combinar el bañarse con la socialización, es importante disfrutar de la compañía de los amigos con regularidad, ya que es muy bueno para la salud mental y física.
 
Exfoliación después del baño o de un masaje. Puede que no quieras utilizar una navaja de metal sin filo para exfoliar el cuerpo como lo hacían los antiguos romanos, pero un masaje vigoroso con una tela áspera una vez a la semana mantiene la piel con un aspecto saludable, al mismo tiempo que estimula la circulación y fomenta el crecimiento de nuevas células. Los japoneses, que todavía siguen la antigua tradición de los  baños comunales en spas de aguas termales llamados onsen, utilizan un paño especial largo y angosto de nylon y poliéster para este propósito, antes de entrar en las tinas para remojarse y relajarse.
 
Aplicación de aceites y ungüentos. Los aficionados a la belleza no han utilizado la desagradable palabra “ungüento” en los últimos 500 años, pero esto no significa que los aceites fragantes y ungüentos líquidos, no sigan siendo ahora tan efectivos como lo eran en la antigua Grecia y Roma para calmar y perfumar la piel, y suavizar y nutrir el cabello. Además de mezclar aceite de oliva en sus baños de leche, Cleopatra también usaba, según dicen, aceite de almendra —una mejor elección ya que éste es más ligero y se absorbe fácilmente. Podrías considerar la posibilidad de probar uno más moderno y favorito como el aceite de argán.
 
El uso de productos derivados de las abejas. Los antiguos griegos fueron los primeros en documentar el uso medicinal de la miel de abeja para proteger y curar heridas. Como un tratamiento de belleza, la miel se ha usado durante millones de años para hidratar y fortalecer la piel y el cabello, en el baño o como mascarilla. La jalea real  es el alimento que las abejas obreras reservan para su reina e históricamente se ha asociado con la longevidad y vitalidad. Esta sustancia rica en nutrientes, que contiene una mezcla compleja de aminoácidos, lípidos, minerales y vitaminas, ahora se encuentra en los productos Royal Jelly de JAFRA. La royalactina de la jaleal real es la proteína que parece tener los efectos más positivos en la salud y en la piel. 

Datos Sobre Fragancias

Utiliza la pirámide olfativa para descubrir tu aroma de firma

¿Alguna vez te has preguntado por qué un perfume huele perfecto después de haberlo probado rápidamente en Sephora o Saks, pero una vez que llegas a casa, no quieres volver a usarlo? No es porque tu sentido del olfato cambió, lo que cambió fue el aroma. Esto es lo que se conoce como la pirámide olfativa y ésta dicta qué aromas emergen de una fragancia y en qué orden.
 
Los tres grandes
 
Así como los humanos tienen corazón, cabeza e intestinos para ir por la vida, cada fragancia también tiene tres niveles – salida, cuerpo y base – que se combinan para comunicar cómo se desarrollan. Notas de salida son las primeras que percibes; es el aroma inicial que te agrada de una fragancia. A menudo ligeras y frescas (y por lo general cítricas y de familias herbáceas), las notas de salida se disipan después de 30 minutos de haberlas rociado. Son también las que olerás en la ropa que traías el día anterior. Esto se debe a que no cambian a menos que sean expuestas al calor del cuerpo. Sin embargo, una vez que sucede, las notas de salida dan paso al siguiente nivel de aroma... 

Las notas de cuerpo o corazón. Esta sección media de la pirámide olfativa es menos vibrante, pero más profunda y dura de cuatro a seis horas después de que las notas de salida se hayan disipado. Son florales, frutales, especiadas (y algunas son combinaciones) en comparación con sus predecesoras más chispeantes, estos son los aromas que notarás al medio día. Son también las notas que deseas experimentar antes de decidirte por una fragancia – ya que son las que dictarán a qué olerá esa fragancia durante la mayor parte del tiempo que la lleves puesta.
 
Y, finalmente, después de que las notas de corazón/cuerpo se desvanezcan, el resto del aroma que queda en la piel (a menudo hasta el día siguiente, o tu próximo baño), son las notas de fondo. Menos intensas o concentradas, pero con más poder de permanencia, estos aromas son más como de almizcle, a veces de cuero, madera o basadas en bálsamos, y se dice que forman la base para la fijación a largo plazo de un aroma. En otras palabras, si despiertas oliendo igual a lo que olías la noche anterior (o como el olor que tu pareja percibía), esas son las notas de base hablando... o susurrando para que vuelvas a olerlas y experimentarlas.

 
Mostrando los resultados 45-48 (de 54)
 |<  <  5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14  >  >|