DISEÑA TUS CEJAS EN 6 SENCILLOS PASOS

¡Diseñar tus cejas, ahora es mucho más fácil!

Paso 1. Identifica tu tipo de cara y el tipo de ceja que te favorece.
 
Rostro redondo:
Suele tener un contorno totalmente curvo, es decir creando un círculo, su parte más prominente suele ser en la zona de los pómulos o mejillas.
 
Cejas ascendentes: 
Da una apariencia profesional y va perfecto en rostros con forma redonda.

Rostro alargado: 
Tanto los huesos de la mandíbulas como los de la frentes son practicamente del mismo tamaño. Suelen tener una barbilla un tanto fina con relación a la parte de la frente.
 
Cejas rectas y horizontales: 
Son cejas en forma horizontal  y como su nombre lo dicen se ven planas hacen que la cara se vea más corta.

Rostro cuadrado: 
Sus rasgos principales son una frente y mandíbula anchas. Es decir que tanto los huesos de las mandíbulas como los huesos de la frente son prácticamente proporcionales.
 
Cejas en triángulo: 
Levanta la mirada haciendo lucir el rostro muy bien tiende a proporcionar “juventud”.

Rostro ovalado: 
Suele ser un tanto proporcional en cuanto a pómulos, barbilla y frente suelen ser prácticamente iguales.
 
Ceja de ángulo suave: 
Es similar al triángulo, pero sin el arco tan marcado.

Rostro corazón: 
Tiene una forma un tanto más ancha en la frente, usualmente su   barbilla termina casi en punta además de tener la frente muy marcada
 
Cejas delgadas, cortas redondeadas: 
Suaviza visualmente el rostro y ayuda a bajar los rasgos más fuertes como barbilla puntiaguda o la estructura ósea angular o muy fuerte.


Nota: Recuerda que entre más redondo sea tu rostro, las cejas deben ir más  anchas y pobladas. Y entre más angosto y afilado sea, las cejas deben ser más delgadas.

Paso 2. Cepilla tus cejas hacia arriba para apreciar bien los huecos.

Paso 3. Toma el delineador y haz una marca respecto a una línea vertical imaginaria que deberá hacerse desde tu nariz, este será tu punto de inicio.
Haciendo una línea diagonal imaginaria desde la nariz, haz una marca sobre tu ceja, pasando por donde termina tu pupila.
Haz una tercera marca, trazando imaginariamente otra línea diagonal desde la aleta de la nariz, hasta la comisura externa del ojo. Ese será el final de tu ceja.

Paso 4. Depila cualquier exceso, fuera de los límites ya marcados.

Paso 5. Rellena y define usando el lápiz para delinear en la forma que así lo desees con el borde más ancho del lápiz. Empareja la ceja con pequeños trazos usando la punta del triángulo.

Paso 6. Usa el cepillo para peinar y definir las cejas

Comentarios del Artículo