Modifica tu Dieta y Hazla más Nutritiva

Prueba Diferentes Sabores y Disfruta de una Dieta más Saludable

Hay una teoría en psicología llamada la teoría del oso blanco, también conocida como la teoría del proceso irónico. Simplemente significa que si te digo que no pienses en un oso blanco, no pensarás en otra cosa que no sea un oso blanco. Lo mismo sucede con la dieta. Cuando sabes que no puedes comer ciertos alimentos, lo único que se te antoja es la comida prohibida, o al menos es lo que a mí me sucede cuando intento dejar de comer lo que no debo. Ahora,  tomo un enfoque diferente. En lugar de eliminar las cosas “malas” de mi dieta, pienso mejor en todas las cosas ricas que sí puedo disfrutar. Eso, más el hecho de que me encantan los retos, es que constantemente busco pequeñas maneras de mejorar mi alimentación diaria. Aquí están algunas de mis favoritas más recientes:
 
  • Licuados de Energía. Un licuado es la manera más fácil de consumir muchas verduras. Una mezcla con un puño de espinacas, hojas verdes que dan energía, un plátanos, un puño de fresas congeladas y una taza de jugo de naranja. Haz la prueba, porque la verdad es que puedes añadir cualquier hoja verde a un jugo y fresas congeladas y el resultado será muy bueno.
 
  • ¿Alguien quiere leche chocolatada con espinacas? Esta, sin duda alguna, es la mejor manera de hacer que mi pequeño de 5 años coma verduras. Licúa una taza de leche descremada, 2 cucharadas de Ovaltine y un puño de espinacas. Asegúrate de mezclarlo muy bien, para que no queden pequeños trozos de espinaca. No te preocupes demasiado por el tinte verde de esta bebida, porque sabe deliciosa. Si tu pequeño es un poco melindroso, sírvela en una taza o vaso opaco con tapa.
 
  • Pan tostado con aguacate. Olvídate de la mermelada y mejor esparce medio aguacate hecho puré en tu pan tostado. Rocíale un poco de comino encima y agrégale un huevo duro para hacer más interesante este desayuno.
 
  • Pan con doble fibra. Algunos nutricionistas dicen que la comida chatarra es aquella baja en fibra, así que siempre trato de agregarle más fibra a mi dieta; por eso he cambiado el pan de trigo integral por pan de doble fibra. El pan de doble fibra sabe casi igual que el pan integral, pero contiene de 4 a 5 gramos de fibra por rebanada. Yo te sugiero que la próxima vez que vayas a comprar pan pruebes los siguientes que son de doble fibra: Rudi’s, Nature’s Own, Trader Joe’s u Oroweat.
 
  • Añade a las galletas de avena una mezcla de frutos secos (trail mix). Está bien, las galletas no son precisamente un alimento saludable, pero no está de más agregarle a este postre un poco de nutrición. A la receta de las galletas de avena le reduzco la cantidad de azúcar en un tercio y le agrego una mezcla de nueces, semillas, arándanos y pasas.

Victoria Clayton es una escritora que vive en California, quien ha contribuido artículos a TheAtlantic.com, The Los Angeles Times, Self y muchos otras publicaciones más. Ella fue columnista de salud y paternidad para MSNBC.com. Ella es esposa, madre, dueña de un pequeño negocio, cocinera intrépida y amante del yoga.  

 

http://victoriaclaytonwrites.com/

Comentarios del Artículo