Baños de Belleza

Tips para un Baño de Spa en Casa

No hay nada más profundamente satisfactorio que un baño de tina para relajar el cuerpo y la mente. Un baño caliente es tan curativo y renovador que los spas de todo el mundo ofrecen sus propias versiones de ultra-cuidado del cuerpo. Desde la preparación de un entorno que realmente te aleje de todo, hasta el momento de sumergirte en el agua con la temperatura correcta, he aquí cómo los profesionales convierten un baño en casa común y corriente en un lujoso baño de spa.

Preparación

Reúne todo lo necesario antes de abrir la llave del agua, así no tendrás que salir de la tina medio enjabonada, ni salir después en busca de tu bata de baño. Coloca velas, flores, música, una bebida hidratante, productos de baño y lociones y aceites para baño. Ajusta la intensidad de la luz, apaga el teléfono y cuelga en la puerta el letrero de “No Molestar”.
 
Llena la Tina

La temperatura ideal del agua no debe ser tan caliente como tú crees. Los expertos sugieren que sea de unos cómodos 92 a 100 grados. Resulta que sumergir el dedo gordo del pie en la bañera para probar el agua no es tan eficiente como el uso de la parte interior de la muñeca. Para conseguir el efecto total del baño, deberás permanecer en la tina por lo menos de 15 a 20 minutos. Después de eso todo depende de ti y de tu piel. Si tu piel es seca o se empieza a arrugar como una pasa, tú decides si deseas salir del baño antes.

Si la tina es pequeña, coloca toallas mojadas sobre las rodillas o pies que no se alcanzan a cubrir con agua, y deja que el calor y las burbujas hagan su trabajo más efectivamente.

Relájate Totalmente

No es raro que te sientas un poco inquieta después de entrar en la tina. Una pequeña toalla rociada con aceite esencial relajante de lavanda colocada detrás del cuello te ayudará a relajarte. Estiramientos suaves, música, respiraciones profundas, cerrar los ojos, y hasta el patito de hule de tu hijo, también te ayudarán a relajarte totalmente.

Si el clima es cálido, o te sientes incómoda en agua caliente, coloca una toalla facial en un recipiente con agua helada y refréscate la frente si es necesario, y continúa con tu relajante baño de tina.
 
Para Lucir Radiante

No te seques por completo cuando salgas del baño. La piel húmeda absorbe mejor la humedad. Y, si te puedes dar el lujo de gozar de tiempo extra, ponte una bata tibia y acogedora y descansa en un sillón antes de continuar con tu día o noche.

 

Daina Hulet fue editora de la costa oeste para la revista Glamour durante diez años, abarcando temas de belleza, moda y estilo de vida. También ha escrito artículos como freelance para publicaciones nacionales, y creado contenido para sitios web corporativos de moda y belleza.


  https://www.linkedin.com/in/daina-hulet-50270a5

Comentarios del Artículo